La foto que me tomó alguien que me quiere

Edgar

Entre más vivo, más trabajo me cuesta vivir. Pienso que es un asunto natural de la mitad de siglo, un drama que pasa con el tiempo cuando la sabiduría te llega/la aprendes y no tienes más opción que ser y sentirte estable, pero mientras tanto, todo parece muy caótico.

Tengo algunas reglas de vida muy claras, me las cuestiono siempre, eso no hay duda, pero me dio por escribir algunas que me parece que me han librado de más problemas y le han dado tranquilidad a mi vida. Lo peligroso de la tranquilidad y la ausencia de problemas es que me dejan con poco rango a las emociones y la posibilidad del caos. Todavía no decido si no le veo la necesidad a la introspección emocional o simplemente la evito. ¿Qué diría mi psicóloga? Isa, ayúdame.

Edgar también escribió sus reglas de vida en el mismo cuaderno que yo, pero sólo me toca compartir de lo mío, de las palabras de otros no me puedo hacer responsable.

Ahí va.

  1. Vive y deja vivir ❤
  2. Da sólo los consejos que se te piden. Escucha más, aconseja menos. Nota: La gente se termina aconsejando sola entre más enuncia lo que siente.
  3. Procura aconsejar sin victimizar al otro.
  4. Siempre hay muchas versiones de una misma historia, escucha más de una.
  5. La vida siempre es un intercambio justo. Entrega a los otros desinteresadamente, no des nada que vas a reclamar después. Cuando el intercambio te deja de parecer justo, cambia de acuerdo o déjalo ir.
  6. No juzgues nada que no conozcas sólo por se distinto a ti.
  7. Todo lo que dices, de lo que te quejas, lo que te molesta, puede regresar a ti en forma de acción. Ten cuidado con lo que crees saber y creer. Duda siempre.
  8. El dinero es también una forma de control. Controla tu dinero y procura no depender de nadie.
  9. Ayuda y déjate ayudar, más lástimas causa el que no pide ayuda que el que reconoce cuando necesita una mano. Nota: No vuelvas a los otros dependientes de ti, ni te vuelvas dependiente de nadie.
  10. El mundo es demasiado grande como para quedarse siempre en un solo sitio.
  11. Di lo que sientes. Nadie tiene, ni puede adivinar lo que pasas. Si te sentiste herido o algo te hizo sentir incómodo, dilo, no lo reclames.
  12. Aprende a perdonar. El coraje y el rencor te dañan más a ti que al otro. No eres perfecto. También eres susceptible de cometer errores, cuando entiendes eso y las causas del otro, cuando dejas de ver las cosas siempre en primera persona, entonces perdonar se vuelve más sencillo.

Y todo esto para seguir confundida y estresada con el paso del tiempo y el paso de la gente. Lo que los otros leen, lo que nosotros leemos y cómo transformamos eso en algo que sea vivible.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s